“All you need is Pablo” ∞ Rodrigo de Torre


Puedes leer este artículo escuchando a Nina Simone – Love me or Leave me


El día 20 de abril de 1967, un avión suizo en vuelo contratado desde Bangkok a Zurich, se estrelló cerca de Nicossia, Chipre, con más de 120 pasajeros a bordo según informó Peter Staechelin, dueño de la Compañía Aérea de vuelos charter “Globe Air AG”. El avión se desvió de su ruta rumbo a Nicossia y tras intentar aterrizar hasta por dos veces, chocó con la cresta de una montaña, elevándose y volviendo a chocar con otra donde se desintegró.

Peter era hijo de Rudolf Staechelin, uno de los mayores coleccionistas de arte de la primera mitad del siglo XX. A su muerte, ocurrida el día 3 de enero de 1946, sus herederos depositaron dos obras de Picasso en el Kuntsmuseum de Basilea con la condición de que no podrían enajenarse excepto si alguno de los descendientes de Rudolf tuviera problemas económicos.

«Los dos hermanos», de la época rosa, pintado en Gósol en 1906, y «Arlequín sentado» (1923), un retrato del pintor Jacinto Salvadó, a quien Picasso disfrazó de arlequín con un traje de Cocteau llegaban a las salas del museo de Basilea, hasta que 20 años después, el accidente de avión provocó que la compañia Globe Air AG, quebrase y con ello Peter Staechlin, hijo de Rudolf, tuviera tan graves problemas económicos que le llevaron a comunicar la ejecución de la cláusula testamentaria ordenando la venta de las obras.

Los dos Hermanos - Pablo Picasso 1906 (Gósol)

Los dos Hermanos – Pablo Picasso 1906 (Gósol)

Arlequín sentado (1923) - Pablo Picasso

Arlequín sentado (1923) – Pablo Picasso

La historia del Kunstmuseum de Basilea es la historia de coleccionistas, mecenas, visionarios, gobernantes con una sensibilidad especial por el arte, y sobre todo, de generosos ciudadanos.

Para los ciudadanos de Basilea, el año 1967 estará ligado para siempre al nombre de Pablo Picasso. Peter Staechelin recibió por ambos cuadros de Picasso una jugosa oferta, pero prefirió ofrecerlos en primer lugar al Cantón de Basilea por la suma de 8,4 millones de francos suizos. El Gobierno, viendo peligrar la permanencia de las dos obras en la ciudad, concedió un crédito extraordinario de 6 millones de francos y convocó un referéndum para que los basilenses decidieran si estaban de acuerdo o no con la concesión del crédito. El resultado fue: 54% a favor (32.118 ciudadanos) y 46% en contra (27.190).

Pero restaba por conseguir otros 2,4 millones de francos suizos…

Miles de personas se lanzaron entonces a la calle con el lema “All you need is Pablo” (Todo lo que necesitas es Pablo), en uno de los actos más espontáneos de mecenazgo colectivo que se recuerdan y los habitantes de la ciudad consiguieron mediante suscripción pública completar la cifra que había reunido el gobierno cantonal.

All you need is Pablo

Era tal la expectación, que el ya octogenario Pablo Picasso desde su retiro en Mougins, conmovido por los acontecimientos, decidió donar a la ciudad cuatro obras más: Hombre, mujer y niño, de 1906, Venus y Amor, y La pareja, de 1967.

Hombre, mujer y niño (1906) - Pablo Picasso

Hombre, mujer y niño (1906) – Pablo Picasso

Venus y Amor (1967) - Pablo Picasso

Venus y Amor (1967) – Pablo Picasso

La Pareja (1967) - Pablo Picasso

La Pareja (1967) – Pablo Picasso

Tal gesto de Picasso, animó además al coleccionisa y mecenas Maja Sacher, a donar al Kunstmuseum ese mismo año, una quinta obra, El Poeta

El Poeta - Pablo Picasso

El Poeta – Pablo Picasso

Los acontecimientos de 1967 han contribuido hasta hoy de modo esencial a que Basilea se conciba como una ciudad de cultura, y el Kunstmuseum, como uno de los museos que atesora en sus paredes una de las mejores colecciones de picassos del mundo.

gaviotas