EL GRECO Y LA PINTURA MODERNA ∞ POR RODRIGO DE TORRE

 


Puedes leer este artículo escuchando esta música de Fondo: “Tell Him” – Barbara Streisand & Celine Dion


Desde este mes de abril y hasta octubre, el Museo del Prado se une a la conmemoración de los cuatrocientos años de la muerte de El Greco con dos exposiciones sucesivas. La primera de ellas titulada La biblioteca del Grecoque muestra las raíces teóricas de su pintura. La segunda, El Greco y la pintura moderna está generando una considerable expectación, y se inaugurará el día 24 de junio próximo.

El nombre elegido nos sugiere la influencia que tuvo la obra de El Greco en la pintura posterior. Serán veinticinco pinturas del artista las que se enfrentaran a más de setenta obras modernas. Entre ellas, obras de Manet, Kokoschka, Jackson Pollock, Francis Bacon y por supuesto de Cézanne, Picasso, y Giacometti, entre otros.

Durante las últimas décadas se ha prestado mucha atención a la trascendencia artística de El Greco mostrando al pintor como una de las fuentes del expresionismo centroeuropeo.

Uno de los primeros artistas modernos en apreciar su estilo vanguardista fue Van Gogh. Este artista distorsionaba la realidad y el canon de las figuras buscando transmitir emociones como hacía El Greco. “Hizo su obra a partir de formas alargadas y retorcidas, de escorzos imposibles y colores irreales” dijo Keith Christiansen, conservador del Departamento de Pintura Europea del Metropolitan de Nueva York. Estas palabras, aunque bien podrían servirnos para definir la estética pictórica de Van Gogh, se están refiriendo a El Greco.

Edvard Munch dudaba de la forma de conseguir en sus cuadros esa intensidad emocional pretendida. Hasta que con su celebre obra El Grito, incorporó el modo en que El Greco “combaba” la imagen pára transmitir exaltaciones más profundas. Así consiguió plasmar Munch la angustia que le provocaba su visión profética del mundo y su desesperación existencial.

475px-the_scream1

El Grito – Edvard Munch

En las escenas de El Greco, el motivo del grito tiende a tratarse de un modo más sutil, pero es también un elemento que cuenta con gran protagonismo en su obra. Así, en El Apocalipsis de San Juan, la figura del Santo alzando los brazos y clamando justicia juega un gran paralelismo con la obra de Munch.

El Apocalipsis de San Juan

La Apertura del quinto sello del Apocalipsis – El Greco

Francis Bacon se asemeja a El Greco en la variedad de colores de su paleta, encontrando grandes paralelismos en la obra de los dos autores.

Estudio De Cuerpo Humano

Estudio de Cuerpo Humano – Francis Bacon

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo – El Greco

Picasso, estába fascinado por La Apertura del Quinto Sello del Apocalipsis, que a la postre tendría gran influencia en la obra de Picasso, Las Señoritas de Avignon. John Richardson, historiador de arte Británico, afirma que el análisis de la afamada pintura iniciadora del cubismo ” ofrece más respuestas una vez que nos damos cuenta de que le debe, al menos, tanto al El Greco como a Cézanne”.

Picasso dijo de él que era “el único pintor veneciano que realizaba sus pinturas con formas cubistas

Figuras extraordinariamente alargadas, con iluminación propia, delgadas, fantasmales, muy expresivas y con una gama de colores a la búsqueda de los contrastes.

753px-El_Greco_ (Domenikos_Theotokopoulos) _-_Laocoön_-_Google_Art_Project

Laocoonte – El Greco

Era el estilo marienista cuestionándose el camino a seguir en las artes después de la perfección de Leonardo, Miguel Ángel y Bramante. ¿Cómo innovar?… ¿Qué dirección tomar?

El término manierismo viene de la palabra italiana maniera, que significa “buen estilo”. Este término fue usado constantemente por el biógrafo de los artistas Giorgio Vasari. Vasari usaba la palabra maniera para todo, y muy especialmente para recalcar la sofisticación del arte de su tiempo. El equilibrio, la simetría, y las anatomías perfectas. Posteriormente en el Siglo XVII el término se utilizó para diferenciar el arte del periodo aproximado entre 1520 a 1600 de cualquier otro estilo artístico. Un arte caracterizado por la artificialidad, la distorsión y la exageración de los cuerpos.

En 1577, El Greco llega a Toledo . En esta ciudad encontró su verdadera personalidad artística para dar rienda suelta a lo que a la postre fueron sus obras más interesantes. El Greco pintará en España preferentemente temas religiosos, algunos mitológicos y retratos.

Felipe II le encargó El martirio de san Mauricio para el Monasterio de El Escorial. Una obra que se pagó generosamente, pero que se desterró de su destino original. Ni al pintor le gustó la arquitectura de El Escorial, ni al rey le gusto el cuadro de El Greco.

el-martirior-gr-1

El Martirio de San Mauricio – El Greco

Murió en el lugar al que llegó con 36 años y vivió hasta los 73, Toledo. La ciudad en la que tuvo un hijo y en la que nunca dejo de ser un extranjero que no dominaba el español. Había nacido en 1541 en Candia, la actual Heraklion, la capital de Creta que por aquel entonces estaba bajo los dominios de Venecia.

Contra la creencia generalizada, El Greco no era un místico. “Justificaba su pintura con argumentos que nada tienen que ver con la religión. Cualquier autor de aquella época hablaba de la pintura religiosa en cada párrafo, pero El Greco no tiene entre las más de 20.000 palabras de sus notas una sola sobre religión”.

Frangento de El_Expolio de Cristo.  co_Catedral_de_Toledo_detalle1

Fragmento de El Expolio de Cristo – El Greco

Desde su muerte, cada época ha tenido unos ojos para El Greco. A favor y en contra. De ahí la importancia de una mirada moderna para su éxito real. Lo que horrorizó a los clasicistas del Siglo XVIII, deslumbró a sus herederos los románticos del XIX, y a los vanguardistas del XX.

La_crucifixión_ (El_Greco, _1597)

La Crucifixión – El Greco

Quizás haya sido su obra Laocoonte la mayor revelación para los expresionistas centroeuropeos. “Un cuadro lleno de espacio (…) único, inolvidable”, escribió Rilke, (uno de los poetas más importantes de la literatura universal), después de contemplar el cuadro en Munich.

“Así como Velázquez es la referencia para aquellos pintores que se dirigen hacia el naturalismo (Courbet, Manet), El Greco lo es para los que buscan una transformación de la pintura (cubismo, expresionismo, surrealismo)” dice Javier Barón, jefe del departamento de pintura del siglo XIX del Museo del Prado.

No te pierdas la exposición “El Greco y la pintura moderna” que se celebrará entre los días 14 de junio y 5 de octubre de 2014 en el Museo del Prado, Madrid.

inthepress_deco_line

Para Saber Más:

“El Greco y la pintura moderna” – Museo del Prado, Madrid.

Por qué El Greco pintaba así:

Imagen de Portada: Laocoon – El Greco.
Música del artículo: “Tell Him”. Barbara Streisand & Celine Dion