Kien Lam ∞ (Fotografía)

“Una cierta imagen móvil de la eternidad… eso que llamamos tiempo”

Platón. Timeo, 37 d

Cuando en 1582, Gregorio XIII eliminó por decreto los días que iban del jueves cuatro de octubre al viernes quince del mismo mes, el pueblo romano se rebeló porque le pareció que le habían robado diez días de vida. Una reacción absurda desde la perspectiva física, pero psicológicamente comprensible.

No hay un ahora absoluto, ni un momento presente universal, ni una clara distinción entre presente, pasado y futuro. Creemos que pasado y futuro no existen, pero la teoría de la relatividad hace ver que pasado, presente y futuro deben ser igualmente reales, puesto que el pasado de una persona, es el presente de otra, y el futuro de una tercera. El tiempo no pasa sino que se extiende, no es medida, sino evolución. Somos creadores de la temporalidad.

Para Jorge Luis Borges “Todo tiempo es tiempo percibido por alguien”. “Cada fracción de tiempo no llena simultáneamente el espacio entero, el tiempo no es ubicuo” porque la vivencia del tiempo es una relación personal: quizás por esto vivamos a destiempo y tengamos tantos conflictos, pero no puede negarse que en algún momento en algún lugar del mundo dos personas se conecten en la misma dimensión temporal”.

Kien Lam, un fotógrafo profesional radicado en San Francisco también parece entenderlo así. Después de abandonar una exitosa carrera empresarial, 343 días de viaje, 17 países y 6237 fotos, creó “Time is nothing” El tiempo es nada. Un vídeo en Time Lapse que no sólo muestra la belleza y la cultura de los lugares que fotografió, sino que además hace ciertas las palabras de la física iniciada por Newton, referidas a que el tiempo cumple el papel de ordenar los sucesos de manera fija, como si el Universo fuese una larga película de vídeo en donde los acontecimientos nunca pueden ser alterados.


PARA SABER MÁS

Kien Lam

@kiendlam

IMAGEN DE PORTADA : Kien Lam

MÚSICA DEL VÍDEO: / “Places and Faces” William Lam