Marina Caruzzo ∞ Una vista a la Ciudad (Beyond the obvious)

Una vista a la ciudad.

Más allá de la planificación: Entrevista con Santiago Caprio

Durante la última mitad del pasado siglo, el mundo ha urbanizado un espacio sin precedentes. En 1970, alrededor del 37% de la población mundial vivía en áreas urbanas. Este número se elevó al 45% en 2014 y se espera que alcance el 70% en 2050. Un crecimiento que será uno de los más grandes y más difíciles retos a los que se enfrentarán las sociedades en los próximos años. De hecho, son extremadamente complejos de explicar y de resolver los procesos actuales en todo el planeta.

“Ciudad: ¿cuál es el significado de esta palabra, hoy?” ¿Dónde están sus fronteras? ¿A qué territorio nos referimos cuando hablamos de una ciudad? ¿Cuál es su naturaleza? “

El Arquitecto Stefano Boeri así se lo pregunta en su ensayo “L’Anticittà”.

Utilizamos el sustantivo “Ciudad” para darnos cuenta de que esta palabra tiene un significado incierto. En lugar de revelar las condiciones urbanas, las oculta. Sin embargo, es la fotografía la que a menudo ha sido capaz de mostrarnos la transformación material y social de una ciudad.

Constructing Worlds: Photography and Architecture in the Modern Age (Construyendo Mundos: Fotografía y Arquitectura en la Edad Moderna) es la exposición que se exhibe actualmente en la Galería de Arte Barbican en Londres. Las fotos de este artículo pertenecen a esa exposición que reúne dieciocho fotógrafos excepcionales desde la década de 1930s, hasta la actualidad y que han cambiado la manera de ver la arquitectura y percibir el mundo que nos rodea.

En su muro, (http://www.barbican.org.uk/media/events/16264gallerytexts-updatednov2014.pdf) se declara que es “fundamental para el trabajo con la imagen comprender que la fotografía que adopta la arquitectura como tema principal, tiene la capacidad de comunicar verdades más amplias sobre la sociedad, y se revelan a través del medio fotográfico las experiencias vividas y el valor simbólico de la construcción de nuestro mundo “.

barbican0

Lugares donde nacer, vivir, para reunirse; lugares para escapar, para capturar y atravesar. Lugares de la memoria, el alma y el intelecto.

bereniceba

Si la fotografía tiene esta enorme capacidad de demostración, las autoridades de la ciudad, los urbanistas y los economistas deberían unir sus fuerzas para asegurar que los nuevos enclaves urbanos en expansión siguen siendo habitables. Algunos estudiosos dicen que la planificación urbana, en relación con la satisfacción de las necesidades humanas, ha de basarse en un punto de vista holístico para ver la ciudad en su conjunto, como un cuerpo vivo, como un organismo.

barbican2

Para saber más nos hemos reunido con el arquitecto Santiago Caprio, en Milán, que presenta el Máster Internacional “Polis Making: Strumenti per la gestione urbana per la qualità del vivere,” organizado por la Universidad Politécnica.

El Dr. Santiago Caprio es profesor de Arquitectura y Urbanismo y el representante internacional de la Escuela de Posgrado de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires. Es co-director del Máster Polismaking y coordinador del Laboratorio PolisMaker caracterizado por un enfoque pluridisciplinar y que comprende, de hecho, elementos de la economía, el derecho urbanístico y de marketing para la gestión y la transformación de los asentamientos urbanos.

IMG_0489

M.- Buenas tardes Sr. Caprio! Encantada de conocerte aquí en Milán. He dicho que es arquitecto, pero no sólo arquitecto, ¿Cómo presentarte?

S.-Buenas noches, no te preocupes, está bien!, empecé como arquitecto. En realidad me hubiera gustado ser diseñador porque años atrás me gustaba la idea de inventar cosas bonitas para todo el mundo. Pero algo lo cambió. Al comienzo de un curso de seis años en la Universidad de Buenos Aires -la misma para Diseño y Arquitectura- advertí la necesidad de ayuda en este segundo campo aunque no no siempre nos demos cuenta. Advertí que mi futuro estaría en el mundo de la Arquitectura. Pero, como ya he dicho, esto era sólo el principio. Soy un tipo de persona que se pregunta continuamente, sin mayor interés por las respuestas. La arquitectura fue insuficiente para satisfacer las necesidades que surgieron de otras preguntas.

M.-¿Cómo descubriste esas necesidades?

S.- Déjame ir un paso atrás en el tiempo. Nací en Buenos Aires en 1974. Vivía en un rascacielos, en el piso 23. Tal vez mi percepción del espacio de la ciudad era completamente diferente a la de mis amigos de la infancia. Buenos Aires es sin duda una ciudad joven y las estructuras arquitectónicas son de cierto interés. Al despertarme cada mañana siempre he tenido una fantástica vista del horizonte artístico frente a mí, incluyendo los diseños de nubes dramáticas y la iluminación del inicio de cada jornada. Mi sensibilidad y mi curiosidad sin duda han sido provocadas por esta experiencia, sin olvidar la influencia mi familia. Recuerdo el momento de la cena en la mesa con mis padres, y la forma en la que hacían hincapié en las necesidades de las personas y en los valores de la justicia. Me crié en un ambiente que se dedicó a pensar en los demás y esto tuvo una gran influencia en mis decisiones en la vida. Después, mis experiencias han sido muy variadas. En el mundo del diseño, por ejemplo, he trabajado en los sectores de bienes de lujo para varias marcas importantes.

M.- Ah! Por tanto, has trabajado en diferentes contextos.

S.- Precisamente! Como ya he dicho, he trabajado en el sector de bienes de lujo, y también he participado en diferentes proyectos que han ayudado a muchas personas a tener un techo sobre sus cabezas, incluyendo la reconstrucción en zonas específicas de la postguerra en Sarajevo. Recuerdo que en Argentina, cuando era un adolescente, yo y mi familia participamos en la construcción de misiones humanitarias de ayuda a nuestros semejantes. Me has preguntado cómo me defino. Estoy hecho de muchas cosas, porque con el tiempo me di cuenta de que mis estudios de arquitectura no eran suficientes y decidí estudiar Economía y Estudios, Sociales y diferentes masters, particularmente en relación con la sostenibilidad y el lado económico del diseño. Todo el conocimiento que he adquirido a través de la curiosidad y de mi formación, me ha dado un “know how” para armar un mapa que me permite analizar diferentes situaciones y la posibilidad de proponer determinadas actuaciones para distintos sectores. A veces he trabajado como diseñador Arquitecto – proponiendo diferentes ideas – y otras veces como arquitecto de un proyecto que sigue el camino otros proyectos diferentes.

M.-Bueno, describirte no es fácil.

S.- Soy el Prof. Caprio, pero estoy acostumbrado a ser Santiago. Depende de la situación

M.- Ok! Vamos a hablar acerca de su papel en la ciudad de Buenos Aires, tan interesante e importante en mi opinión.

S.- Por supuesto. Mi papel es el “Asesor de Sostenibilidad y Calidad de Vida para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Y estoy de acuerdo, es de gran importancia.

M.- Estoy muy interesada. ¿Cuáles son las principales tareas que desempeñas?

R.- Mi trabajo consiste en criticar y proponer: esto es analizar y profundizar en mis conocimientos para poder descubrir las líneas de guía que permitan mejorar la vida urbana (considerando como escenario todo el mundo) hacia la calidad de vida, y esto no sólo en relación con el aspecto material, sino también en lo que se refiere a la percepción de la calidad de vida y el significado de la palabra “sustainability”. (Sostenibilidad)

bar

Quiero añadir que en ciertas situaciones complicadas y difíciles, por ejemplo con respecto a un nuevo proyecto para la Ciudad de México – que tiene un montón de cuestiones problemáticas – trabajo cerca de una organización ambiental en un programa relacionado con “comportamientos”, es decir, un aspecto fundamental para mejorar cualquier tipo de situación.

M.- Estoy de acuerdo. Volviendo a Buenos Aires, tengo una curiosidad. Cuando la Administración de la Ciudad le pide que asuma este papel, ¿qué es exactamente lo qué se espera de ti?

S.- ¿Quieres la verdad? No lo sabían! Querían que les dijera lo que estaba por hacer. Hoy mi responsabilidad es la de aumentar las relaciones internacionales y la visibilidad en toda América del Sur, Asia y Europa, con el objetivo de reforzar la calidad de hábitat urbano y las buenas prácticas de Buenos Aires.

M.- Por lo tanto eres completamente independiente en la organización de tu trabajo. ¿Qué métodos tienes en cuenta para valorar las circunstancias y a qué te refieres, con “ser capaz de hacer sugerencias”?

S.- Depende de la escala con la que estamos trabajando. Si hablamos de la movilidad de una ciudad, no es sólo de 3 o 4 millones de habitantes, de lo que hablamos sino de 12 millones de personas que llegan a la ciudad con diferentes intenciones. Por consiguiente, tenemos que pensar en los ciudadanos y en los simples usuarios de la ciudad que aprovechan el espacio urbano de diferentes maneras motivo por el que utilizo diferentes métodos para diferentes razones: Índice de transitabilidad, Técnicas de valor social, Índice de Atracción, y otros.

M.- Me imagino que estos métodos también son comunes en las ciudades europeas. En su experiencia, ¿cuáles son los pasos para crear mejores situaciones en las grandes ciudades como Buenos Aires y otras ciudades de Europa?

S.- Soy miembro y socio del Global City Indicators Facility (GCIF) una organización internacional que proporciona un conjunto de indicadores de una ciudad con una metodología global estandarizada y que permite la comparación global de las prestaciones de una ciudad y el intercambio de conocimientos. Me las arreglé para conseguir que Buenos Aires fuera parte del programa GCIF. El Global City Indicators Facility permite medir, informar y mejorar el propio desempeño de la ciudad en las áreas de servicios y la calidad de vida.

También hice posible que Buenos Aires se convirtiera en parte World Council City Data (WCCD) que recibió en Londres el certificado de Organización Internacional de Estandarización (ISO 37120). Se refiere a las reglas más importantes a nivel internacional para estimar la viabilidad de una ciudad. Buenos Aires está llevando a cabo una profunda transformación para pasar de ser una ciudad caótica a una sostenible, donde la calidad de vida de la población tiene su relación con las economías y las condiciones de mejora del medio ambiente.

Y otra obra interesante es el protocolo sobre Ciudades Inteligentes. “La anatomía de la ciudad” Es el nombre de un proyecto para el que también trabajé y presenté en Barcelona a principios del mes de diciembre. Este tipo de marco ahora es común par las realidades de América, Asia y Europa sobre una mejor calidad de vida para los ciudadanos.

M.- Ya veo. Una forma compleja y articulada de intervenir. Hablas de “Más allá de la planificación” una definición y propuesta de trabajo que nos ha parecido muy curiosa. En su opinión, ¿qué debe cambiar en el urbanismo de la ciudad?

S.- Es una forma diferente de ser un arquitecto. Un poco como el comienzo de mi historia y mis opciones. También me gustaría comentar sobre una reunión de la UIA (Unión Internacional de Arquitectos), celebrada en Turín en 2008. En esa ocasión hice una contribución recordando a todos los presentes las necesidades del ser humano. Las necesidades del hombre deben estar en el centro de nuestros pensamientos. Es necesario reflexionar sobre quien diseñó este modelo de ciudad, fuimos nosotros los arquitectos. Siempre estamos convocados y presentes, pero a menudo los resultados son contradictorios. Por otro lado el papel principal – como fabricante de Polis – debería ser que todos los interesados deben participar en las decisiones.

ba

Es necesaria una nueva cultura y sensibilidad que demuestre la realidad de una manera global y profunda, que favorezca el asentamiento en un lugar y mejore el entorno. Lo intento más allá de la planificación y para hacerlo es fundamental la colaboración de todos: de diferentes profesionales, de las organizaciones y también de las personas mismas. Esta forma de proceder es más importante que el resultado, porque significa otorgar un enfoque cultural.

M.- Para terminar, en su opinión, ¿cómo la ciudad puede cambiar en el futuro cercano?

Pues bien, hoy los gobiernos de las ciudades europeas tienden a dar más importancia a la comunicación y la información. ¿Cómo comunicar la vida de la ciudad? Hay un gran esfuerzo en alcanzarlo. La tecnología es utilizada para tener millones de fechas y la información para hacer sugerencias. Esta es una forma muy limitada de gobernar una ciudad, porque una Administración debe hacerse cargo de las necesidades de la gente, defenderlas y presidirlas. Estoy hablando sin duda sobre un importante y delicado futuro. La respuesta a tu pregunta se encuentra en el urbanismo: el uso de reglas que ayudan a resolver los diferentes problemas y características típicas de una ciudad. Personalmente me refiero a la ciudad como un lugar de encuentros para reunirse, hablar de gustos, experiencias. Debemos tener en cuenta el ranking de la ciudad, del que depende la planificación urbana. De esta manera obtenemos información para actuar conforme a la densidadad no sólo en cuanto a la construcción de edificios, sino también a las necesidades y al flujo que marca esa densidad. Por lo tanto, es poder crear nuevas atracciones e intereses y considerar y subrayar la formación de una zona y su vocación.

¿Qué sucede en una ciudad asiática habitada por millones de pesonas? ¿Entendemos fácilmente la diferencia entre una zona de Milán, por ejemplo, y una gran ciudad asiática? ¿Cómo podemos hacer frente a este tipo de escalas diferentes? ¿Qué podemos hacer? Hay que ir hacia la “escala humana” y de ser así, las cosas mejorarán. Planificar, proyectar zonas, nuevas actividades de la ciudad.

barbican3

M.- ¿ Dices “humano” como el aspecto más importante a tener en cuenta?

S.- Sí, claro: la escala humana entendida como nuestra forma natural de construir del espacio público.

M.- Espero que así sea. Ha sido muy interesante escucharte, muchas gracias por tu tiempo.

S.- Un placer.