¿QUÉ COLECCIONÓ PICASSO? ∞ LOLA FEIJÓO

Picasso en su estudio sosteniendo dos obras de Rousseau en 1965 - Fotografiado por Andrés Gomes

Picasso en su estudio sosteniendo dos obras de Rousseau en 1965 –
Fotografiado por Andrés Gomes

“Son mis amigos”: Así habla Picasso de su colección. “A fin de cuentas, ¿por qué no se va a poder heredar de los amigos?”, confiesa un día a su marchante Kahnweiler. “En el fondo, ¿qué es un pintor? Un coleccionista que quiere reunir una colección haciendo él mismo los cuadros que le gustan de los demás”

¿QUÉ COLECCIONÓ PICASSO?

 

La colección privada de Picasso fue donada al Louvre en mayo de 1978 cumpliendo así con la voluntad del artista de donarla al estado francés con el fin de servir de fuente de inspiración para otros artistas, permaneció expuesta en el pabellón Flora del Louvre hasta 1985 año en el que se crea el Museo Picasso de Paris. La colección consta de 43 pinturas, 39 dibujos, 41 fotografías y una veintena de piezas de arte primitivo.

No es la colección de un coleccionista con afán de acumular, ni se trata de una colección basada en un itinerario , las obras que adquiere o intercambia Picasso a lo largo de su vida las utiliza como fuente de inspiración, las admira y analiza, es la colección de un esteta, colecciona lo que le gusta, acercándonos a su mundo privado y a su universo estético, mostrándonos sus preferencias, sus afinidades y amistades.

"Cézanne, Matisse, Modigliani, Degas, Braque, Rousseau, Courbet, Renoir y otros, en legiones, apilados en la familiaridad informal a lo largo de las paredes, apoyadas contra las tablas y esparcidos en el suelo. [Château de Vauvenargues, 1959] "Adiós Picasso " David Douglas Duncan

“Cézanne, Matisse, Modigliani, Degas, Braque, Rousseau, Courbet, Renoir y otros, en legiones, apilados en la familiaridad informal a lo largo de las paredes, apoyadas contra las tablas y esparcidos en el suelo. [Château de Vauvenargues, 1959] “Adiós Picasso ” David Douglas Duncan

Acerca de la colección de Picasso escribe su gran amiga Hélene Parmelin, en el año 1974: “se trata ante todo de los vínculos y relaciones que mantenía con otros pintores y que a menudo decía que, mientras trabajaba, todos los pintores le acompañaban, que estaban ahí, en su taller, observándolo. En ocasiones también le tocaba lidiar con ellos, como cuando pintó la serie de las Meninas, una verdadera batalla con y contra Velázquez. Picasso se limitaba a rendirle homenaje a quién los habían pintado y ante los Cezánne o Matisse siempre decía “¿Acaso es posible hacerlo mejor?…”

La relación con Matisse fue de rivalidad y amistad, teniendo un mayor acercamiento después de la segunda guerra mundial.

"Cesto con naranjas" Henri Matisse,1912. Donación Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris.

“Cesto con naranjas” Henri Matisse,1912. Donación Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris.

“Nunca nadie ha mirado también como yo la pintura de Matisse. Y él, la mia…” (Picasso a Pierre Daix)

Hay una anécdota de Tápies en sus memorias que, estando en París, se presentó a Picasso justo en el momento en que al pintor andaluz se le acababa de conceder el Premio de la Paz. En plena celebración , Picasso se interesó por el y lo invitó en privado a su estudio. Allí lo primero que le mostró, antes que cualquiera de sus obras y con un particular entusiasmo, fue un Cézanne -en opinión de Tàpies excelente-, al cual siguieron Matisse, Braque y después, solo después, su propio trabajo.

Obras de Renoir, Cezánne, Rousseau, Braque, Matisse, Modigliani, Gauguin, Corot…entre otros componen esta colección. También hay ausencias como la de Van Gogh al que admiraba, tampoco encontramos pintura impresionista que para la generación de Picasso era obra demasiado ligada a los sentimientos, teniendo mayor presencia la pintura figurativa.

El mar en L´Estaque" Paul Cezánne, 1878-1879. Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris. Picasso la adquirió al principio de los años 50 a cambio de algunos de sus propios trabajos.

El mar en L´Estaque” Paul Cezánne, 1878-1879. Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris.
Picasso la adquirió al principio de los años 50 a cambio de algunos de sus propios trabajos.

"Bañista sentada en un paisaje, llamada Eurídice"Pierre-Auguste Renoir, 1895-1896. Museo Nacional Picasso, Paris.

“Bañista sentada en un paisaje, llamada Eurídice”Pierre-Auguste Renoir, 1895-1896. Museo Nacional Picasso, Paris.

A Picasso le interesaba de Cezánne su sentido del volumen y la importancia que da a la estructura geométrica, abriendo el camino a los cubistas. Así, Renoir con sus grandes desnudos y Cezánne con sus paisajes exaltan el orden y la autoridad de la forma, frente a la deconstrucción impresionista.

Hacia Rousseau sentía una admiración cargada de ternura. Mientras que el público y las exposiciones oficiales ridiculizaban el trabajo de Rousseau y rechazaban su obra, este fue admirado por una generación más joven de artistas de vanguardia, muchos de los cuales también vivieron y trabajaron en Montparnasse . Este grupo de artistas incluye a Picasso , quien compró varias de las pinturas de Rousseau y celebró un banquete legendario, ‘Le Banquet de Rousseau”, en su honor. Muchos de estos jóvenes artistas estaban fascinados por el llamado arte “primitivo”, el descubrimiento de una poderosa forma de expresión en máscaras tribales africanas y otros artefactos no occidentales. Para ellos, Rousseau era un “moderno primitivo” .

"Retrato de Mujer" Henri Rousseau, 1895 . Donación Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris

“Retrato de Mujer” Henri Rousseau, 1895 . Donación Picasso. Museo Nacional Picasso, Paris

Picasso compró la pintura de Rousseau “Retrato de una mujer” por cinco francos en 1907 y permaneció con él, moviéndola de residencia en residencia durante 65 años, hasta su muerte en 1973.

Picasso en su estudio de pie delante de "Retrato de una mujer"  en 1932, fotografiado por Brassaï

Picasso en su estudio de pie delante de “Retrato de una mujer” en 1932, fotografiado por Brassaï

Henri Rousseau  "Autorretrato" y "Retrato de su segunda esposa" 1900-3. Museo Nacional Picasso, Paris.

Henri Rousseau “Autorretrato” y “Retrato de su segunda esposa” 1900-3. Museo Nacional Picasso, Paris.

Esta pareja de retratos , fueron adquiridos por el pintor Robert Delaunay y más tarde por Picasso, la simplicidad de los sujetos y las lámparas evocan la vida familiar. Estas pinturas fueron muy admiradas por el grupo de jóvenes artistas, que aplaudieron la capacidad de Rousseau para encontrar la poesía en lo cotidiano.

Picasso sosteniendo La nana: Marie Roussel en la cama de Vuillard (Vauvenargues, primavera del 1959). Fotografiado por David Douglas Duncan

Picasso sosteniendo La nana: Marie Roussel en la cama de Vuillard (Vauvenargues, primavera del 1959). Fotografiado por David Douglas Duncan

Por último señalar que Picasso conservaba de sus primeros años en Paris obras en papel de sus amigos artistas, lo guardaba todo, caricaturas hechas por Jean Cocteau, retratos que hacian de él André Derain o Giuillame Apollinaire.

La colección personal de Picasso fue expuesta por primera vez en el Louvre en 1978, viajó a Munich en 1998, a Barcelona en 2007 y a Australia en 2008. Esta semana después de 5 años de reforma reabre el Museo Picasso de Paris en cuyo último piso, abuhardillado, se podrá ver casi al completo la colección personal de Picasso.

"Picasso y la estatua de las Islas Marquesas" La Californie 1955 Fotografia de Lucian Clergue

“Picasso y la estatua de las Islas Marquesas” La Californie 1955
Fotografia de Lucian Clergue

long-deco-line

SIGUE A LOLA FEIJÓO EN TWITTER: @srawinter